★Saludo al Encuentro de #FútbolPopular #UPN★

El pasado viernes 30 de mayo, en la Universidad Pedagógica Nacional en Bogotá, se realizó el Encuentro de Fútbol Popular. Evento que nos dejó muy felices, ya que tuvimos la oportunidad de compartir experiencias con otros procesos organizativos que también piensan y trabajan desde el fútbol por otro país.

Es muy agradable coincidir con organizaciones populares que sienten y entienden el fútbol, que saben que el juego es causa de encuentro y organización en las comunidades, que subvierten la postura egoísta, del Estado, de movimientos y de muchas organizaciones que se hacen llamar populares, que ni entienden, ni les gusta el fútbol y por eso sólo lo ven como instrumento de propaganda masiva.

Sentimos una enorme alegría, porque ratificamos que cada día somos más los que desde el fútbol queremos subvertir las relaciones sociales impuestas por unos pocos. Es grato encontrarse con el Grupo cultural el martillo, colectivo que combina las artes gráficas y el fútbol para trabajar con jóvenes de sectores populares de Bogotá; alienta conocer a Euskadi – Colectivo La Voz De Los Sin Voz -, escuela de fútbol sala, que en medio de las complejidades de un barrio marginal del centro de Bogotá, se consolida como propuesta que le permite a los niños del sector jugar y soñar con transformar su comunidad; motiva compartir con Por la Banda Izquierda Escuela de Fútbol Popular pionera, todo su proceso de educación popular, el cual cada vez tiene más arraigo en el barrio El Porvenir de Bosa; y es muy chévere conocer al profe Chiqui y su propuesta académica alrededor de la pelota, es que el fútbol popular no riñe con la academia, siempre y cuando ésta sea cercana y amable con los sectores populares.

En Colombia estamos construyendo el Fútbol Popular, escenario de encuentro y dialogo entre procesos organizativos de los sectores populares, desde donde también se cuestiona y confronta la cultura dominante. En este proceso colectivo la mezquindad no tiene cabida.

Reiteramos nuestro agradecimiento por la cordial invitación y felicitamos al Grupo Cultural El Martillo y a la Escuela de Fútbol Popular Por la Banda Izquierda, quienes idearon y organizaron exitosamente el Encuentro de Fútbol Popular, esto demuestra que del trabajo colectivo, serio, organizado, coherente, surgen propuestas novedosas, solidarias, alegres y comprometidas con la construcción de otra Colombia y otro fútbol.

Todos buscamos un lugar en común, el nuestro, el de los profes de Por la Banda Izquierda (PLBI) es que hemos sido desechos del fútbol; los excluidos, los marginados, los nadie (entenderán la gran afinidad que tenemos por Galeano).

Desde chicos todos soñamos con ser grandes y admirados futbolistas, pasar por los clubes más grandes, ganar el campeonato con el equipo del alma y ganar la copa mundial. En contraste, la dura realidad era ver que los espacios de fútbol estaban limitados por los grandes y por el dinero. Escuelas por doquier, pero nosotros tuvimos la fortuna de nacer en los sectores donde todos tienen menos oportunidades, lo que nunca nos arrebató la imaginación.

Por mi parte en la terraza de la casa de mi abuelita, me dediqué a ganar las copas más grandes con el Atlético Nacional, los contrincantes eran los equipos más grandes, el más importante era el eterno clásico con Millonarios, aunque los jugadores siempre eran los mismos: cuatro varillas que sostenían una viga de la casa. La indumentaria era la pantaloneta tipo short 4 dedos arriba de la rodilla, cualquier camiseta, los zapatos de educación física y cuando el partido se tornaba muy rígido los del uniforme, un balón marca Penalty blanco, verde y naranja hijo de un cumpleaños.

Con el pasar del tiempo entonces crecimos pero seguíamos siendo infantes amantes del fútbol, ahora con mayor capacidad de socialización. Para ese entonces ya las calles rotas de nuestros barrios eran adornadas con el fulgor futbolero, niños corriendo de allá para acá, desafiando el temerario terreno que cobró unas cuantas libas de carne de rodilla, los cremosos, los arqueros, los que iban pa’l gol y las abuelitas que interrumpían el espectáculo por salvaguardar sus portones.

Así crecimos, con piedras en los zapatos, las más grandes eran los marcos y entre más desgastado estaba el balón, mayor era el respeto. Nos arrebataron el sueño de ser estrellas de fútbol, exitosos y triunfadores, pero jamás el delirio de jugar fútbol; ¡qué favor nos hicieron!

Por La Banda Izquierda – Julián Búrguez 

#Invitación en #Bogotá – ‘Esto es Fútbol… esto es Aguante Popular’

‪#‎Invitación‬ en ‪#‎Bogotá‬ con lxs compañerxs de la ‪#‎UPN‬ – 30 de Mayo desde las 10:00 a.m. ‪#‎Documentales‬ ‪#‎Estampados‬ ‪#‎Galería‬

Estampado de camisetas – Plaza Dario Betancourt 11:00 am // Documentales – Salón A-318 5:00 pm // Galería Fotográfica // Foro: Reivindicando el Fútbol Popular – Por La Banda Izquierda y Fútbol Subverso  // Cierre sorpresa

Organizado por: Grupo Cultural el Martillo 

Fútbol y Educación – @FutbolSubverso

A finales de 2013, en Bogotá D.C., un grupo de fanáticos del fútbol, jóvenes, estudiantes universitarios de pedagogía, crearon en la localidad de Bosa, zona popular de la capital colombiana, la Escuela de Fútbol, Social y Cultural Por la Banda Izquierda, proceso educativo, lúdico y artístico, dinamizado por el fútbol, excusa que sirve para convocar a chicos y grandes.


Foto: Fútbol Subverso. 2013

En esta escuela, que empezó a funcionar durante las vacaciones de fin de año, tras haber ganado una convocatoria de la Alcaldía Mayor de Bogotá D.C., que busca una Bogotá Humana, donde las personas de los sectores populares puedan ejercer su derecho a recrearse en espacios públicos dignos, los profes han dejado claro que están contra el fútbol moderno, manifestación del capitalismo en su etapa ultra liberal, donde por obra de muchos, unos pocos se benefician obteniendo un lucro desproporcionado.

Los profes no crearon la escuela para sacar otro Falcao García, ellos crearon Por la Banda Izquierda para abrir un espacio de participación en un barrio popular, donde existen condiciones difíciles, que no los desmotivan, al contrario, los incentivan a construir una cultura participativa donde con la intervención de sus habitantes trabajan de forma colectiva para mejorar sus condiciones de vida.

El fútbol convertido en negocio, sirve a las empresas transnacionales para reproducir el capital y a los politiqueros como instrumento de propaganda, pero el fútbol como juego es, como lo dicen los profes, “parte de la alegría popular de los pueblos, es una expresión irreprochable de las periferias, es del obrero, del y la niña pobres, es ese espacio de diálogo y negociación cultural que nos encuentra y nos enseña a reconocer al otro, a pesar de su connotación y contenido violento que no es más sino la representación de la crisis social que atraviesa un mundo deshumanizado, es por esa misma razón que no abandonamos la idea de creerlo como un campo de transformación y lucha, es lo que ha calado en todo el proceso que llevamos con Por la Banda Izquierda y es el escenario donde plasmamos nuestros sueños rebeldes”.

En este sentido el fútbol como un campo de transformación y lucha, busca educar a los sectores populares para que reaccionen ante la explotación de sus derechos por las élites económicas y políticas, y subviertan las relaciones sociales del orden establecido. Hasta aquí la propuesta de Por la Banda Izquierda es similar a varias que se desarrollan en diferentes partes del país, lo que distingue la experiencia, su acierto, es la participación de los padres, ya que estos no dejan a sus hijos y se van, ellos se integran a las actividades, comparten y trabajan mancomunadamente con los profes. Esta participación denota el compromiso de los padres, pues a pesar de tener obligaciones, destinan tiempo para intervenir en el proceso de formación de los niños.

Foto: Fútbol Subverso. 2013

Y ¿cuál es la relación del Movimiento Internacional Contra el Fútbol Moderno con la educación? El Colegio o Escuela, al igual que el fútbol negocio, es un instrumento del capitalismo para reproducir las relaciones de producción y la ideología del sistema, por eso, fútbol y educación son terrenos decisivos de lucha ideológica y política. Esto lo han sabido interpretar los profes de Por la Banda Izquierda, permitiendo construir metodologías educativas articuladas a la realidad social de la comunidad a través de un proceso solidario y cooperativo.

Esta propuesta de trabajo de base es otra expresión de la lucha social y política, que se da en un país donde no hay democracia, y donde la política es reducida a la actividad electoral. Por eso desde Fútbol Subverso saludamos y apoyamos esta bella iniciativa, surgida de unos Soñadores que entienden que el fútbol es una herramienta poderosa que permite que personas de distintas edades y géneros, se identifiquen con un escudo y con los colores de un equipo porque estos representan un grupo social, un territorio, una forma de ser y hacer.

Todo acierto histórico fue construido por Soñadores,
Todo es posible,
Porque los sótanos están en las alturas,
Así, todo es posible.