1982247_10202362758644299_1719946060_n

No, hoy no voy a citar a ningún autor especial que pueda vislumbrar el debate que se siembra hoy en las llagas de este país maltratado pero masoquista a la vez. No lo voy a citar, por que acá la educación no nos importa, la construcción de conocimientos que posibiliten una consecución de vida digna en términos sociales y económicos no le preocupa acá a nadie, no tanto como la repartición de balas a quienes se consideran enemigos y la exaltación de los asesinos como un alto grado de patria.

Dígame usted, póngase la mano en el corazón tal cual y como se la pone cuando en la televisión se lo ordenan, póngasela usted, solo, en un proceso de introspección. ¿Acaso cuanto tiempo más vamos a repetir la historia de nuestros papás? ¿cuanto tiempo más ustedes, padres y madres, quieren que sus hijos repitan sus historias? ¿cuanto tiempo tenemos que ganarnos la vida a punta de empujones y dolencias mientras hay quienes en su envalentonada comodidad y su demagogia superdotada suponen el rumbo de la vida de muchos a cambio del bienestar de otros, a los que no les importa nadie?

Acá hoy no vamos a desenvolver con cohesión académica el por qué asistimos, apoyamos y sentimos el paro de los individuos que se salieron del prospecto de hombre de un mundo direccionado por el mercado, para emprender una labor altruista y desinteresada por tratar de hacer algo que no logró ninguna de las instituciones sociales de control de las que se ufanan los estados con sus fábricas de “ciudadanos”, alguien que tiene que asumir los roles sociales que el mismo sistema mundo de afanes y ventas se ha encargado de desfigurar sin precio alguno pero sí con todos los costos, acaso es tan necesario enumerar uno por uno la importancia que tienen los maestros en la construcción de una sociedad, de ser así, una vez más hay que aplaudir a la enajenación una vez más, por que ella, por medio de sus señores administradores de poder ha sabido cumplir el trabajo.

Si usted es de los que hoy critica y deslegitima el paro convocado por el sector docente, usted me da pena y me da entender el porque la crisis de la educación jamás se resolverá y de paso este mundo jamás, nunca va a cambiar.

¡Dignidad para todos los profes, que como nosotros son capaces de asumir todos las catástrofes de la sociedad, intentando que algún día cambie!

Viva el paro de maestros.

Por: Por La Banda Izquierda

Anuncios

Marcha por los #DerechosDeLosAnimales

Hoy, así como en otras oportunidades, decidimos salir a las calles, en esta oportunidad a acompañar a nuestros compañeros Animalistas a marchar por una causa que genera gran controversia en la actualidad: los Derechos de los Animales. Y decimos controversia, porque todavía en el Siglo XXI las prácticas de tortura animal con disfraz de arte siguen estando presentes y avaladas por los que nos mal gobiernan.

Quienes creemos y queremos la liberación de nuestra especie, la humanidad, consideramos que no puede quedar suelto el deseo de luchar por una liberación animal, es decir, una Emancipación Universal (Marx, 1982, p. 501; cf. pp. 499-500). Darse cuenta de esto es tan sencillo como asociar una granja industrial o fábrica de alimentos, donde los animales sometidos a una manifestación sistémica de opresión, dominación y explotación, con una fábrica de producción típica en la que también los trabajadores son sometidos a estas manifestaciones.

Igualmente, y teniendo hoy la oportunidad, hacemos un llamado a los movimientos pro-liberación animal para que alcen realmente su voz ante las violaciones de los derechos de por quienes trabajan, y a su vez que dejen de alejarse y desentenderse de la liberación de su especie, nuestra clase, porque creer que esa lucha no les corresponde es también ser especista.

Hoy salimos a las calles haciendo gala de la solidaridad, de la organización y el deseo de EMANCIPACIÓN UNIVERSAL.

Es criminal, quien maltrata un animal, Estado y sociedad deben castigar

Fútbol Subverso