CHÁVEZ ES FÚTBOL

Chávez es fútbol

CHÁVEZ ES FÚTBOL, es el libro creado y compilado por Hablamos Fútbol en homenaje al Comandante Chávez desde ¡la trinchera del fútbol! Aquí el lector encontrará palabras que dentro y fuera del territorio venezolano relacionan al líder de la Revolución Bolivariana con el mundo del balón. Son relatos de fanáticos, hinchas, movimientos sociales, periodistas, directivos, jugadores y otros entes que desearon expresarse.

CHÁVEZ ES FÚTBOL, viene a ratificar que definitivamente “el fútbol es la expresión de los pueblos”.

Acá les dejamos el link para que descarguen el libro en PDF:

http://www.hablamosfutbol.com.ve/Libro%20Hablamos%20Futbol

El aficionado de sillón es un germen que está matando lenta y dolorosamente a lo que hace único al fútbol, su pasión.

Basta ya de ser un aficionado de ópera, basta ya de calienta-sillas de estadio, basta ya de velatorios; el fútbol es una fiesta. Uno va al campo a dejarse la voz, a ser el jugador numero 12, de lo contrario que se quede en casa. Aficionados de sillón ya hay muchos, no se necesitan más en las canchas.

El fútbol es un deporte con una atmósfera única, en la medida que los aficionados consigan crear ese ambiente. De lo contrario se pierde ese poder de jugar en casa, esa magia de sentir el apoyo incondicional de los tuyos. Un estadio sin ambiente pasional es como un corazón que no late, como una voz muda. El fútbol es pasión y nadie me podrá convencer de lo contrario.

El fútbol en sí, no es más que un juego con unas reglas definidas y una normativa clara (se supone). Un buen juego, sí, pero no deja de ser uno más de tantos. Lo que le hace diferencial al fútbol es el ambiente que se crea en él. Los vínculos de hermandad entre aficionados del mismo equpo es única, la masificación de este deporte está en el amor que se profesa a un desconocido que porta tus mismos colores. Ahora el concepto de aficionado modelo es aquel que se sienta en el estadio, sin interactuar con sus ‘hermanos’, sin alentar con su familia. Amebas del fútbol. Lo que parece estar bien es ser un aficionado silencioso, que se va antes de que acabe el partido sin molestar. Los alborotadores que portan bengalas, que cantan por encima de sus posibilidades, son tildados casi de delincuentes. Pues les diré una cosa, quiero delincuentes en el fútbol. Porque esos ‘delincuentes’ son el fútbol y no los que hacen negocios con la pasión, que de todo saben y de nada entiende.

Por un fútbol con delincuentes.

Por: @Andres_inter

El recuerdo para un jugador italiano comprometido a todo nivel. Se trata de un breve repaso por su vida futbolística y política, como modo de enaltecer los valores de alguien que se abraza a una idea y la defiende contra lo que sea.

Bruno Neri nació en Faenza, el 12 de octubre de 1910. Este pueblito se ubica en Ravenna, en la región de la Emilia-Romagna y actualmente no supera los 60.000 habitantes, a comienzos del siglo pasado su población sería muy escasa. Bruno estudiaba en el Istituto Agrario di Imola y tenía una pasión decidida por el fútbol, el cual practicaba en sus ratos de ocio y en la propia escuela también. Pero no era éste el único interés suyo, también gustaba de la poesía, del arte y demás inquietudes culturales, lo cual lo ubicaban en un lugar tal vez diferente al resto. Su otra pasión era la política y el defender los intereses de un bien común, un zurdito bah.

Se la pasaba en encuentros con poetas, músicos, literatos, putos bah (?). Fue así que, luego de retirado, juntó unos pesos y decidió probar suerte en Milano, abriendo un taller como para lograr substistir, además de ir a una gran ciudad donde tendría más contacto con todo tipo de actividades artísticas. Bruno visitaba exposiciones y museos, tenía muchos amigos en el ámbito intelectual y además era un tipo muy querido por su sensibilidad.

Pero antes hubo una etapa como jugador de fútbol. Había debutado con solo 16 años en el Faenza, su club, hasta que en 1929 le llegó una oferta la cual fue imposible rechazar: Fiorentina había caído con un contrato por 10.000 liras. Su puesto era de mediocampista central, de notable predisposición atlética, muy técnico, de no mucha altura pero con una capacidad de organizador que llamaba la atención. Aunque no gozaba de mucho gol: en toda su carrera anotó dos nomás. En Fiorentina jugó durante 5 años en gran nivel.

Neri ya mostraba actitudes propias de un Toni Negri (?). En Fiorentina, mientras él era parte del equipo, se estaba inaugurando el estadio de la institución que en ese momento fue bautizado como Giovanni Berta. Para quien no lo conoce, Berta fue un fascista férreo, de los más fachos (?), que sucumbión ante una brigada comunista que lo mató tirándolo de un puente al Arno. Berta quería volver a la orilla pero los comunistas lo empujaban al medio, horrible (?). La cuestión es que para el movimiento facista florentino fue una pérdida dolorosa y en honor a su actividad de facho decidieron ponerle ese nombre al estadio de Fiorentina. Plena época de Mussolini, se homenajeaba a gente de este estilo. Luego de la guerra, la cancha pasó a llamarse Estadio Comunal de Florencia y en 1993 Artemio Franchi tal como lo conocemos hoy. Bien, el día de la inauguración, todo el equipo hizo el gesto de saludo romano, típico saludo fascista, menos Bruno que se pegó los brazos al cuerpo en clara señal de no estar muy de acuerdo (?).

Luego de jugar en la Fiore, pasó por el Lucchese y de allí al Torino, clubes en los que disputó varios partidos y se destacó aunque su momento en el fútbol había pasado. Finalizó su carrera en el Faenza, club que luego de su retiro, hacia 1940, también entrenó. Siempre, a quien no le pasó, hay un primo, un tío, un amigo, un vecino, una mina (?), que nos contagia de su interés por algo y uno se termina metiendo hasta las pelotas y quiere salir cuando ya es tarde (?). Pero Bruno tenía un primo que le había mostrado lo interesante de la prédica de los movimientos antifascistas y, con el caudal intelectual que ya tenía, sus lecturas, sus contactos e inquietudes, a Neri no le costó nada meterse de lleno en la militancia activa.

La orga que más le llamó la atención una de la Resistencia italiana. Como habíamos dicho, Neri había montado un bolichito en Milano pero se volvió a Faenza. Es que ya tenía participación partisana y los alemanes andaban tras de sí. Por lo tanto se fue a su pueblo, repartió unas pertenencias y se dio a la clandestinidad. No obstante, tenía contacto con los servicios secretos aliados y lo enviaron de incógnito a una división del ejército en Ravenna donde se dedicaba a estudiar las operaciones para sabotear que los nazis tenían en los Apeninos. A Neri le decían como nombre de guerra Berni y se disfrazaba de héroe como el que nosotros conocemos (?).

Neri, destacado a una misión de salvataje de un paracaidista en el Monte Gamona fue sorprendido por un grupo de soldados nazis que le dieron muerte, el 10 de julio de 1944. Le dispararon en la cabeza, a pesar de la defensa rápida que había hecho el preparado Bruno. Junto a él estaba el jugador de voley Vittorio Bellenghi, compañero de tareas. Ellos se encargaban de estudiar la Línea Gótica, la Gotenstellung, que significaba el trazado de fortificaciones defensivas nazis a lo largo de la montaña, como forma de retrasar el avance de los Aliados. La tarea de Bruno y Vittorio era organizar maniobras de contraofensiva para recuperar a aquellos soldados aliados enviados a la región. Pese a todas las movidas de inteligencia, 15 soldados alemanes aparecieron de la nada y así concluyó la vida de este héroe de la defensa italiana. Aunque dijimos, era mediocampista (?).

Hoy, su figura tiende a reivindicarse y humildemente colaboramos desde acá. Se ha estrenado una obra de teatro llamada Il calciatore partigiano e incluso se ha publicado un libro donde se destaca su vida como atleta y activista. Además, en La Festa della Liberazione su imagen aparece como fuente de inspiración para las juventudes camporistas (?). Víctima de la locura nazi, murió defendiendo su patria y simbólica y representativamente es mucho más que ello, por algo emerge como estandarte del antifascismo. En su casa natal, en Faenza, se lee en una inscripción en una placa:

Bruno Neri, comandante partisano muerto en combate en Gamogna el 10 de julio de 1944. Tras destacar como atleta de primer nivel destacó en la acción clandestina primero, después en la guerra de guerrillas, magníficas virtudes combatiendo y un gran ejemplo para las futuras generaciones.

Por: Todo dicho en LaRedó

El Congreso chileno aprobó este miércoles una nueva ley de violencia en el fútbol que endurece las sanciones para quienes transgredan la norma que será estrenada durante la Copa América que comienza en junio.

“El Congreso ya despachó el proyecto, que en las próximas semanas quedará en condiciones de ser promulgada como Ley de la República y comenzará su aplicación durante la Copa América”, indicó un comunicado de Estadio Seguro, entidad estatal que tiene a su cargo el cumplimiento de la ley.

La nueva norma modifica la Ley de Violencia en los Estadios, que ahora pasa a llamarse ‘Ley de derechos y deberes para el fútbol profesional’ y endurece las penas para los hinchas que transgredan el reglamento, tanto en los juegos locales como en la Copa América, que se jugará entre el 11 de junio y el 4 de julio.

La ley prohíbe el ingreso a juegos de fútbol por hasta cuatro años a los hinchas que cometan delitos o infracciones, y acredita multas de hasta 70 mil dólares a organizadores de partidos como los equipos profesionales, que no cumplan con la norma.

Asimismo, se incorporan sanciones por discriminación o xenofobia, mientras que los clubes podrán aplicar el derecho de admisión en contra de algún hincha, lo cual será aplicado por el resto de los equipos de fútbol del torneo local o las selecciones de la Copa América.

Las sanciones se aplicarán no sólo en partidos de fútbol, sino también cuando ocurran disturbios en entrenamientos, traslado de equipos o celebraciones. Para ello, se darán mayores facultades a los gobiernos regionales, los que podrán prohibir la realización de cualquier tipo de espectáculo futbolístico.

En tanto, la Policía chilena será un ‘súper vigilante’ para el cumplimiento de la norma.

En septiembre de 2012, Chile tuvo su primera ley de violencia en los estadios para la prevención y sanción de hechos de vandalismo en recintos deportivos, ante los crecientes disturbios ocasionados por las barras, principalmente de los equipos más populares: Colo Colo y Universidad de Chile.

Por: La Radio del SUR

#Palestina pide a la #FIFA que suspenda a Israel “por racista”

Foto por: VTV

Palestina acusa a Israel de obstaculizar las actividades deportivas en los territorios ocupados, sobre todo imponiendo restricciones de movimientos a los deportistas palestinos entre la Franja de Gaza. La Federación Palestina de Fútbol confirmó este sábado sus gestiones para solicitar al presidente de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), Joseph Blatter, la suspensión de Israel por cometer actos racistas en contra del deporte.

Palestina acusa a Israel de obstaculizar las actividades deportivas en los territorios ocupados, sobre todo imponiendo restricciones de movimientos a los deportistas residentes entre la Franja de Gaza y de Cisjordania.

Del mismo modo, señalan que las autoridades del régimen sionista controlan la importación de equipamientos deportivos para los deportistas palestinos.

A través de un comunicado emitido por los palestinos se dio a conocer que Blatter habría recientemente llamado a Jibril Rajub, presidente de la federación palestina, y le habría “asegurado que se han iniciado conversaciones para que el proyecto de resolución palestino sea presentado a votación en el próximo congreso (de la FIFA) en mayo”.

Israel evidencia “su comportamiento racista contra los árabes”, así como la creación de “cinco clubes en las colonias de los terrenos ocupados desde 1967, que participan en los campeonatos nacionales de Israel, violando el derecho internacional”, denuncia el texto.

El Dato: Para ser aprobada, la petición de Palestina debe recibir 156 votos, además del suyo, es decir, tres cuartos de los 209 miembros que tienen derecho de decisión en el congreso.

Fuente: TeleSUR